Las diferencias entre un Pro Player y un jugador promedio

Muchos jugadores profesionales de League of Legends sueñan con alcanzar la máxima gloria al levantar la copa de campeón.

En esta guía aprovecharemos de desmenuzar conceptos básicos para mejorar el entendimiento del juego en una escala general, mientras comparamos algunos datos de jugadores profesionales.

Pequeños detalles que importan

La destreza para cosechar súbditos por minuto, atacar a tu rival sin sufrir daño, la limpieza de campamentos, incluso dar los tiros con habilidad/Skillshot, son maneras simples para entender la importancia del Microjuego dentro de una partida.  

Definimos entonces el Microjuego como “la mezcla de habilidades de un jugador para adquirir ventajas a través de su desempeño individual, mediante el entendimiento y uso del campeón, y su ejecución mecánica a la hora de tomar decisiones”. 

Los jugadores profesionales suelen practicar su microjuego en sus partidas de SoloQ, allí se enfocan en pulir estos detalles, que pueden significar una ventaja/desventaja en la partida: Denegar un súbdito, esquivar habilidades o un asesinato en el juego temprano son formas de ganar supremacía.

Llevando esto a los números, notamos como jugadores profesionales como SKT Faker (89), TL Jensen (91,1), o ISG Seiya (89,5) rondan los 100 súbditos al minuto 10 en sus partidas competitivas. Mientras que los jugadores casuales de LoL alcanzan un promedio de 47,2 (Bronce IV), 51,5 (Plata IV) y 57,2 (Oro IV) respectivamente.

Farmear súbditos no sólo requiere clickear en el momento exacto, también exige un análisis para evitar que el rival te golpee cuando te acerques a los minions. Usar correctamente tus habilidades para cosechar los minions bajo torre también es un trabajo de conocimiento y mecánica que marca diferencias.

También podemos analizar el impacto de microjuego al comparar el KDA que obtienen en promedio lo Soportes profesionales como AK Newbie (8,2), G2 Mikyx (7,07) o C9 Vulcan (8,9), que mueren muy pocas veces durantes sus encuentros; y lo que logran los jugadores casuales de Bronce IV (3,2), Plata IV (3,4) y Oro IV (3,7).

Algunos ejemplos de microjuego son:

  • La cantidad de súbditos por minuto.
  • Limpiar campamentos de la jungla sin recibir mucho daño.
  • Cómo usas tus hechizos de invocador.
  • La cantidad que mueres en un juego.
  • La habilidad para kitear (Hacer daño manteniendo la distancia)
  • Ser preciso con los skillshots (Habilidades apuntadas)

Mejorar tu microjuego no es tan difícil. Una de las formas más tradicionales es usar la Herramienta de Práctica de League of Legends, donde podrás entrenar el last hit a los súbditos. Intenta acumular 100 súbditos en 10 minutos, es una buena manera de medirse fácilmente.

También te recomendamos proponer pequeñas metas: morir menos de 5 veces por juego puede ser un comienzo, avanzando con 3, hasta mejorar tu índice de muertes por partida.

Recuerda que el microjuego es una variable individual, que te permitirá en el largo plazo mejorar como jugador. Farmear, kitear, o intercambiar daño son decisiones que tú tomas durante el juego. Trata de concentrarte en lo que haces bien, y cómo puedes mejorar esos pequeños detalles que importan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *